BOCAS DE BUEY

Se acerca la Navidad y con ella la variedad gastronómica de marisco aumenta notablemente. Uno de esos crustáceos del solo parecemos acordarnos en estas fechas son las bocas de buey. Por su peculiar nombre no hacen honor a la parte del animal de la que verdaderamente hablamos. Estas singualres piezas son las patas del animal.

Generalmente se suelen consumir cocidas, de hecho en el mercado es poco común encontrarlas frescas. No obstante en el caso de que queramos y podamos cocerlas en casa, la receta consistirá en abundante agua, un pizca de sal y laurel durante alrededor de 10 -20minutos. Se deja enfriar y ya está listo para consumir.

Si te gusta el mundo de la cocina y quieres trabajar de ello acude al centro de estudios Aclys y te damos la formación que necesitas.

Print Friendly