CIGALA REAL, un manjar muy exclusivo

               También llamada cigarra de mar o zapatilla, este raro crustáceo viene de la familia de los esciláridos, emparentado con la humilde galera que todos conocemos. Debido a la sobreexplotación y a una mala gestión de los recursos pesqueros durante mucho tiempo, la cigala real, que hace apenas 100 años era una especie abundante en Ibiza y Menorca, en estos momentos es una langosta poco habitual. Es difícil verlas normalmente en los mercados de las ciudades y más aún en las pescaderías más pequeñas, sin embargo en alguna ocasión es posible encontrarlas a un precio lujoso, teniendo en cuenta la escasez de género que, como decíamos, hay hoy en día.

            Formada al igual que sus parientes más cercanas las cigalas, difiere de éstas en su rugoso aspecto y dura corteza, pero sobretodo en lugar de pinzas posee dos palas de forma plana. Su aspecto es más bien prehistórico, vive principalmente de noche y se alimenta de pequeños moluscos, lo cual explica su refinado sabor a marisco.

           La mayoría de cocineros que pueden presentar este refinado marisco en sus restaurantes, defienden hacerlo a la plancha para poder degustar su sabor, o en una suculenta caldereta. Descubre más cosas del mundo de la cocina en el centro de estudios Aclys.

Print Friendly