Fish and chips versus pescaíto frito

El pescado frito es tan antiguo como la pesca y el aceite. Algunos consideran que su origen es judío. Son muchas las modalidades para cocinarlo pero las más conocidas y sencillas son fish and chips al estilo británico y el pescaíto frito andaluz.

La versión británica ya aparecía en “Oliver Twist” de Dickens y originalmente se hacía con trozos de bacalao rebozados en huevo y harina y acompañados de patatas fritas, aderezadas con sal y vinagre al gusto.

La versión andaluza es la que a nosotros nos interesa, una receta sencilla y tradicional. Los ingredientes para disfrutar de este manjar son gambas, boquerones, chopitos (calamares pequeños) y chipirones al gusto (unos 250-300 g por persona), sal, harina y aceite de oliva.

Pescaíto frito andaluz

Aunque la preparación es fácil, hacerlo con maestría requiere práctica. Primero deberéis limpiar bien todo el pescado y el marisco. Acordaros de cortar los calamares en aros y pelar las gambas dejando la cola. Una vez listo, sazonamos y enharinamos abundantemente antes de freírlo en aceite de oliva abundante y bien caliente. Lo haremos en varias tandas para que se fría bien. Lo dejaremos escurrir sobre papel de cocina y lo serviremos con un poco de limón o mayonesa y acompañada de una ensalada.

Print Friendly