Galicia es también tierra de tinto

            Todo el mundo conoce Galicia por los maravillosos vinos blancos que produce. De sus principales cinco denominaciones de origen (Valedoras, Monterrei, Ribera Sacra, Riberiro y Rias Baixas), la variedad de uva más explotada es el Albariño. Debido a su clima húmedo esta uva funciona a las mil maravillas, a pesar de que sus granos son pequeños y de poca productividad.

          No obstante, y pese a que siempre se han producido tintos en Galicia, la imagen del vino tinto no ha gozado de muy buena fama. Es quizá gracias al Bierzo, situado un poco más al sur, quien a principios de los años 90 con la ayuda de productores como Álvaro Palacios o Raúl Pérez, cuando el noreste español encuentra el camino por donde dirigir los pasos de sus nuevos tintos.

La sociedad demanda un vino más fresco, con poca madera y nombre propio lo que abre camino a productores arriesgados que  con pequeñas partidas de tierra y vinos basados en uvas autóctonas apuestan por algo novedoso. Disfrutar de maravillosos tintos atlánticos acompañados de una buena empanada gallega ya es posible.

Print Friendly