GASTRONOMÍA Y NUTRICIÓN

Lo primero que se enseña en un curso de cocina profesional es nutrición. Un buen cocinero debe conocer al dedillo cómo combinar los alimentos y cómo seguir una dieta equilibrada para poder enfrentarse a la elaboración de platos imaginativos.

Una de las premisas es consumir alimentos puros, sin tratar ni procesar, sin aditivos. Siempre que se pueda, evitar los alimentos envasados, entre otras cosas porque pueden  verse afectados los alimentos que contienen.

Por lo general, siempre se recomienda aumentar la ingesta de vegetales y combinarlos en su presentación: crudos, hervidos, a la plancha… la variedad es inagotable.

Print Friendly