HALLOWEEN EN TU COCINA

         Acabamos de pasar la noche de halloween y la creatividad se ha dejado ver no solo en las fachadas sino también en nuestra cocina, donde ingredientes dulces y salados se han transformado en terroríficas momias y calabazas. El trabajo con calabazas no solo nos servirá para decorar la casa sino también para desarrollar nuestra imaginación y elaborar suculentos platos con esta fruta.

             El primer paso para recortar nuestra calabaza, es no pecar de ambicioso y comprar una de tamaño medio, ya que cuanto más grande sea tendrá una piel más dura y más difícil de cortar. Actualmente podemos encontrar algunas ya medio preparadas en los supermercados. Para recortar las aterradoras caras basta una cuchara para vaciar el interior de la calabaza (lo máximo posible), y un buen cuchillo que permita recortar atravesar la piel (cuidado con los dedos).

            Las calabazas sirven para elaborar numerosas recetas, de entre las cuales quizás las más conocidas sean la crema y los buñuelos. Sin embargo también existen numerosas recetas para elaborar flanes e incluso bizcochos. Todo es cuestión de imaginación. En este caso no vamos a hablar de calabaza al horno puesto que cabe no olvidar que con lo que estamos trabajando es con el relleno que hemos vaciado previamente. Si quieres saber más del mundo de la cocina en el centro de estudios Aclys te forman para ello.

Print Friendly