KAKI PERSIMÓN, una fruta con DO

                      Hasta hace unos años el cultivo y la venta de kakis se limitaban a pequeñas superficies y comercios puntuales generalmente emplazados en mercados de la zona mediterránea. Su pulpa blanda, aunque dulce y de color intenso, así como su astringencia, no eran del todo apetecibles para el público en general.

                 Sin embargo, dentro del proceso de renovación ecológica de la agricultura se experimentó con métodos que permitiesen eliminar esa astringencia y a su vez, tuviesen una consistencia mucho más firme, como la del melocotón. Por tanto la diferencia entre e kaki clásico y el persimón, reside en el punto de madurez en su recolección. El primero se recolecta maduro, cuando presenta una consistencia blanda y  va directo al mercado. El segundo se recolecta semi-maduro  y ha de ser sometido a un proceso para eliminar esa propiedad de astringencia que posee en ese momento y que tan desagradable puede resultar al gusto.

                           Si te gusta el mundo de la cocina, acude al centro de estudios Aclys y te ayudamos a conseguir la titulación necesaria para trabajar en una profesión con futuro.

 

Print Friendly