LAS JUDÍAS, MUCHO MÁS QUE UNAS LEGUMBRES

Actualmente, se conocen más de trescientas variedades de judías clasificadas según su tamaño, aspecto, color (rojas, blancas, pintas, negras…) y sabor. Pero lo que sí tienen en común son sus cualidades nutricionales.

Las judías son una gran fuente de energía por su alto contenido en hidratos de carbono, sin embargo están libres de  grasas saturadas. Su alto contenido en fibra favorece el tránsito intestinal, regula el azúcar en sangre y ayuda en el control del colesterol por la presencia de fibra soluble.

Además las judías son muy ricas en vitaminas del grupo B, fosfatos, potasio y hierro. Son ricas en proteínas vegetales, que si bien tienen un menor valor biológico que las proteínas animales, combinadas con cereales como el arroz, puede considerarse del mismo valor que las proteínas de origen animal.

Hoy en día, España es el país europeo con más tradición en el consumo de legumbres y es el mayor productor, según el Ministerio de Agricultura. A pesar de esta circunstancia, la tendencia del consumo está decayendo, sin embargo en países como México y la India la tendencia es positiva.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), quiere potenciar el consumo de este alimento tan completo y además económico, por lo que ha proclamado que el próximo año 2016 sea el AÑO INTERNACIONAL DE LAS LEGUMBRES.

Puedes consultar recetas relacionadas en esta misma página en el blog de recetas.

Tuscan_White_Beans_vegan_-_Judías_blancas_con_calabacín_(4678668512)

Print Friendly