Las ostras, un bocado especial para San Valentín

Actualmente podemos degustar ostras durante todo el año, pero es en celebraciones señaladas donde este suculento manjar cobra mayor relevancia e interés.

La próxima fecha señalada en nuestro calendario es San Valentín, el próximo 14 de febrero y dado que las ostras tienen la curiosa fama de poseer propiedades afrodisíacas, es en estas fechas donde se incrementa el consumo de  las mismas, aunque estas propiedades son más que discutibles.

Lo que no es discutible es su inigualable sabor con matices intensamente marinos, que podemos apreciar aún más si las consumimos crudas con unas gotas de limón. Pero también podemos degustarlas crudas aderezadas con mantequilla rehogada con perejil y ajo o con una vinagreta a base de vino blanco, chalota y pimienta (vinagreta Mignonette).

Si preferimos degustarlas cocinadas, una forma sencilla es  gratinadas en el horno con queso parmesano o también podemos dejarnos llevar por nuestra creatividad culinaria e improvisar una receta original, eso sí, siempre procurando no disfrazar los matices y aromas singulares de la ostra.

Combinaremos acertadamente este manjar con un buen cava o vinos blancos suaves y ácidos como el albariño, o más intensos como la manzanilla o el jerez que arrastran la salinidad de la ostra.

cuisine-831580_640

Print Friendly