Pintura con aerógrafo en repostería

colorSe utiliza en pastelería para abrillantar o pintar elaboraciones con pintura comestible, obteniendo resultados muy llamativos de texturas homogéneas.  Para trabajar con chocolate se debe preparar previamente el material que se va a introducir en el depósito. En este caso la cobertura de chocolate se derretirá a partes iguales con manteca de cacao hasta conseguir un estado lo suficientemente líquido para que se pueda expulsar con la pistola fácilmente y sin obstrucciones, para ello se deberá filtrar el fluido si fuese necesario. La temperatura perfecta para esta cobertura estará en torno a los 34 – 36 ºC, evitando alcanzar temperaturas mayores ya que se obtendría un resultado blanquecino una vez frío.

Print Friendly