Recetas monstruosas de Halloween

Quedan pocos días para Halloween, una fiesta que disfrutan tanto niños como adultos. Por eso os proponemos una receta terrorífica que disfrutarán todos y al ser sencilla de realizar, puedes realizarla con los más pequeños. Sólo te llevará una hora. No se trata de dulces, muy típicos de estas fiestas, sino aperitivos: patatas rellenas monstruosas. Además, con esta receta podéis improvisar todo lo que queráis para conseguir que sean más monstruosas. No os preocupéis si no es quedan perfecta: lo deforme es atractivo en Halloween.

Patatas de Halloween

Los ingredientes que vamos a utilizar para 2-4 personas son:

  • 4-6 patatas medianas alargadas
  • 200 g de salsa boloñesa o salsa de tomate
  • 150 g de mezcla de quesos para gratinar
  • aceitunas negras y/o verdes
  • pimientos de piquillo
  • champiñones
  • pepperoni
  • pimienta negra
  • aceite de oliva virgen extra

Para su elaboración, precalentaremos el horno a 200ºC, lavaremos y secaremos bien las patatas. Envolveremos cada una en papel de aluminio y las hornearemos durante 40 o 45 minutos. Dejaremos que se pongan tiernas pero firmes. Las sacaremos y dejaremos enfriar fuera del envoltorio.

Una vez frías, las partimos por la mitad y las vaciamos con ayuda de una cuchara o un sacabolas. Iremos con cuidado para no romper la piel y dejar un poco de patata al fondo. Podemos guardar lo que hemos sacado para otra receta. Luego rellenamos el hueco con salsa boloñesa o de tomate y lo cubrimos con queso. Aquí es donde toca decorar al gusto: recortar caras en el pimiento, usar las aceitunas como ojos o arañas, usar más queso como vendas de una momia, etc.

Por último lo volvemos a introducir en el horno para gratinar el queso. Y lo servimos como acompañante, primer plato o plato de picoteo, tú eliges.

Print Friendly