Restaurantes POP-UP: nómadas, efímeros y clandestinos

 

the-picturesque-bridge-1389841_640

Un restaurante pop-up es una tendencia gastronómica que surge de repente en algún lugar insospechado como una estación de tren abandonada, el jardín de un amigo, una tienda de ropa, incluso a veces se desconoce el lugar hasta que los organizadores publican en las redes sociales su localización horas antes de abrir el local.

El origen de su nombre proviene de los anuncios “pop ups” que nos asaltan todos los días cuando navegamos por internet. Esta es su filosofía: iniciativas culinarias con fecha de caducidad y localización variable, nómada o efímera.

Este fenómeno se  inició hace algunos años en Londres, concretamente en el barrio East End, cuna de corrientes transgresoras y underground, cuando un grupo de entusiastas de la gastronomía y de las experiencias gastronómicas, Gingerline, idearon su primera experiencia pop-up ofreciendo cenas en escondidos lugares de las estaciones del metro de la línea East End, creando un clima de misterio y sorpresa convocando a los comensales una hora antes al desconocido lugar y con el valor añadido del componente artístico invitando a creadores emergentes, músicos, pintores con lo que estas cenas se convertían en una velada muy especial.

coffee-shop-1149361_640

Otras iniciativas en este sentido que se están implantando en España, unas más fugaces que otras, son Menudavida Organic Food en Madrid, que crea cenas “clandestinas” en Madrid en terrazas, jardines, capillas, etc y con una cocina respetuosa con el medio ambiente y la salud utilizando técnicas adecuadas y productos ecólogicos. En Barcelona “aparece” We Pop, o como los creadores afirman “o lo aprovechas cuando surge o puede que no vuelvas a disfrutarlo jamás”; han creado eventos en una peluquería o en un estudio de creativos y siguiendo la estela de Gingerline, las actividades se han aderezado con música de DJs, obras creativas y exposiciones de prendas de ropa de marcas reconocidas como Balenciaga o Chanel.

Además de estas iniciativas de caracter alternativo, al carro de los restaurantes pop up se han sumado otro tipo de negocios de restauración más exclusivos y elitistas como es Dinner in the Sky.

Dinner in the Sky Brussels 2012

Esta propuesta consiste en la instalación de una mesa para aproximadamente veinte comensales, que disfrutan de un menú elaborado por reconocidos chefs, incluso estrellas michelin como Paco Roncero o Dani García, instalada a cincuenta metros sobre el suelo y en diferentes localizaciones en más de cuarenta países.

Sin embargo, no toda esta oferta es alternativa, extravagante o elitista. El nomadismo en la cocina es una tendencia desde hace mucho tiempo cuando restaurantes u hoteles de renombre invitan a chefs de otros locales a desarrollar su cocina durante un tiempo determinado. Así por ejemplo, el pasado enero, el chef de la cocina molecular Grant Achatz,  fue invitado por el Hotel NH Collection Eurobuilding, a recrear la cocina de su restaurante Alinea  para lo que se trajo a su equipo de cincuenta personas desde Chicago. Durante cerca de un mes, los entusiastas de la cocina molecular pudieron disfrutar de la cocina de un restaurante situado a miles de kilómetros en su propia ciudad.

Una de las últimas iniciativas gastronómicas que actualmente están en marcha es la ofrecida por The Table By, restaurante pop up que invita a chefs de toda España a interpretar su cocina durante seis semanas. Los chefs de esta temporada son: Diego Fernández, Andreu Genestra, Javier Olleros, Begoña Rodrigo, Oriol Ivern y Xanty Elías. Chefs de los restaurantes: Regueiro, Andreu Genestra, Culler de Pau, La Salita, Hisop y Acánthum. Este proyecto estacional no sólo consiste en invitar a cada chef con su equipo para que cocine su particular estilo durante seis semanas, sino que también supone un acondicionamiento específico del local que armonice con la propia oferta gastronómica y filosofía del chef invitado, así se redistribuyen los espacios y las mesas, se cambia el menaje y la mantelería, la decoración y todo lo preciso para crear un ambiente singular para cada chef.

diner-1008223_640

Sin duda, hay muchas iniciativas que descubrir en el mundo de la cocina. Algunas propuestas tendrán más éxito que otras. En nuestra Escuela de Cocina Althos estimulamos a nuestros alumnos a descubrir su propio camino en la hostelería facilitándoles  las herramientas que precisan, como las prácticas que realizan durante su formación en restaurantes y hoteles para aprender de los jefes de cocina la experiencia que ellos han adquirido a lo largo de su vida profesional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Print Friendly